Inseguridad creciente

La crisis de inseguridad que afecta a la gran mayoría de los argentinos es posible superarla, pero altamente improbable que ello ocurra en lo inmediato, puesto que el gobierno nacional debería tener vocación de diálogo para llegar a un acuerdo con todos los sectores políticos y aplicar medidas drásticas contra los focos de corrupción institucionalizada, conformados en muchos casos por individuos que cuentan con el beneplácito de algún líder territorial o puntero, el cual les brinda protección a cambio de una comisión por lo recaudado en sus actividades ilícitas, dentro de las cuales el narcotráfico desempeña un rol fundamental por el creciente número de adictos y, la crueldad ilimitada con que se manejan los integrantes de esas bandas de criminales.

Las más altas autoridades del país saben muy bien lo que deberían hacer, el problema es que no se atreven a hacerse cargo de las consecuencias inmediatas que ello traería aparejado por estar sumidos en la coyuntura, utilizar a sectores marginales con fines electorales como si se tratasen de corderos y principalmente no tener una visión estratégica.

Foto: dreamstime.com

5 comentarios sobre “Inseguridad creciente

  1. Charly: Todo tema social, en definitiva pasa por una cuestión política. La inmigración y la emigración, la mala educación en el país, la salud, los costos laborales, la inseguridad, la inflación, etc. Todo, absolutamente todo problema social puede solucionarse; pero es el poder polítco el que decide qué hacer, y qué no hacer, a quién perjudicar y a quién ignorar. No es casual que con los niveles educativos que tenemos no podamos cifrar grandes esperanzas en las generaciones futuras; pues las mismas, cuando alcanzan cierta madurez eligen irse a otro país, quedando en nuestra sociedad un material residual que no aspira a nada… (o que sólo se preocupa del fútbol y de la cumbia villera). Este no es el país en donde nací, lo han transformado por completo.

    Es mi modesta opinión.
    Un abrazo.
    GORRIÓN pys

  2. El plan de desarme masivo no ayuda a que nos sintamos más seguros, y los canales de televisión defenestrando a los vecinos de Tres Arroyos y Junín porque se arman y deciden defender su propiedad solamente ayudan a la paranoia que ayudó a generar Michael Moore (a giant socialist weasel) con sus documentales de segunda.

    Una solución a corto plazo esque más gente buena se arme legalmente, pagando IVA y con Factura «A» por el .45, si los delincuentes saben que ya no se enfrentan a víctimas indefensas bajarían un poco, y si encima de eso la población recibiera una instrucción militar básica, de dos fines de semana al año, para solamente aprender a tirar, las posibilidades de sobrevivir un enfrentamiento armado con esta gente aumenta a más del 50%, que es más del 5% en que nos movemos ahora, debido a la situación de indefensión total.

    A mediano y largo plazo habría que reformar completamente el código penal y la justicia, aboliendo el garantismo y la represión, dejando como premisa la pena justa; además, habría que rever el tema de los menores que entran por una puerta, salen por la otra, y «viven jugados» en su extraño matar o morir, en el que generalmente matan por $10 o un par de zapatillas de $70.

    El tema es largo, pero que el gobierno desarme a la población, minimise el problema y niegue los números es un dato nefasto.

    NRA FOR EVER.

    Saludos.

  3. GORRION pys, estamos completamente de acuerdo.
    Un abrazo!

    FZeroX, los delincuentes jamás se desarmarán. Los civiles que piensan que teniendo un arma estarán más seguros, si no poseen el adiestramiento adecuado se equivocan de norte a sur. Te comento que no se utilizar armas y tampoco pienso aprender; el monopolio de la fuerza lo debe tener el estado, no las mafias como sucede actualmente.
    Un abrazo!

  4. Estoy de acuerdo, un arma en manos inexpertas es casi tan peligrosa como en manos de un delincuente común, por eso hablo de una instrucción militar básica, no de servicio militar.

    Y disiento en que el Estado deba tener el monopolio de la fuerza, el Estado tiene que aplicar y garantizar la justicia para cuando un individuo abusa de su fuerza en detrimento de otro, sea con un cuchillo, una Desert Eagle o una trompada si su físico lo ayuda.

    Además, si el Estado es el único que controla la fuerza, es al único al que puede recurrirse cuando hay un ilícito, pero, ¿a quién recurrir cuando es la policía o el Estado quienes abusan de su fuerza?

    Por eso un grupo de ciudadanos armados y capacitados para el uso de las armas sirve también como amenaza de revolución latente, en el momento que el estado abusa, la población se levanta; no por nada el primero en intentar desarmar a la población fue allá por el 193algo, y así, el estado tomó control y monopolizó la fuerza.

    Para eso es la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos:

    Enmienda II.
    (Ratificada el 15 de diciembre de 1791)

    «Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas.»

    Esta enmienda significa que la milicia libre defenderá al Estado libre de «el Rey de Inglaterra» (porque era en la época de la colonia), o contra un Gobierno tiránico y despótico, y con eso estoy de acuerdo.

    Saludos!

  5. FZeroX, coincidimos en que la constitución norteamericana es ejemplar, lamentablemente la nuestra fue modificada para peor y como corolario nunca ha sido respetada, especialmente por las más altas autoridades del país.

    Un abrazo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s