Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10/06/10

 
A 25 kilómetros de la ciudad de Johannesburgo se encuentra Soweto ( SOuth WEstern TOwnships ), muy nombrado en estos días por la realización del mundial de fútbol en la República de Sudáfrica.
 
 

El municipio es habitado por gente de raza negra en un porcentaje cercano al  100 %, si bien en los últimos años ha tenido una mejora sustancial en cuanto a la calidad de vida de sus pobladores todavía existen barriadas de una pobreza incomprensible para quien no la haya presenciado.  En los feroces años del apartheid  fue escenario de numerosas marchas de protesta contra el gobierno de minoría blanca, donde la policía y fuerzas militares disolvían las manifestaciones a sangre y fuego dejando al cabo de cada una de ellas un escalofriante número de muertos. La más recordada de estas salvajes cacerías humanas se produjo en el año 1976 cuando el gobierno pretendió impulsar el estudio obligatorio del lenguaje afrikaans, hablado por los antiguos colonos también llamados bóers (granjeros en idioma holandés) mientras que los alumnos y sus padres pretendían la enseñanza del idioma inglés, puesto que les habría las puertas del mundo mientras que el afrikaans era y es hablado por una proporción importante de los 4.500.000 blancos y la totalidad de los 2.500.000 mestizos  residentes mayoritariamente  en lo que fue  la provincia del Cabo,  actualmente  denominada   Eastern y Western Cape; los ciudadanos de raza negra representan el 79% del total.
 
 

Al inicio de las manifestaciones la utilización de balas de plomo por las fuerzas estatales  produjo un número de niños de raza negra abatidos que llegó a los 300 y, a raíz de esto los disturbios se extendieron a la totalidad del territorio donde los muertos superaron largamente el número de 400, aunque extraoficialmente se afirma que fue muy superior. Según los historiadores ese fue el punto de inflexión del gobierno minoritario, puesto que fue perdiendo paulatinamente el poder a medida que incrementaba proporcionalmente la persecución a los opositores, al igual que sucede con todas las dictaduras, hasta la asunción del primer Presidente elegido por voto universal y que fue Nelson Mandela, quien obtuvo su libertad no por benevolencia sino para evitar que se produjese una guerra civil como pocas veces se vio en la historia de la humanidad.
 
 

Alumno Héctor Pieterson, abatido.


Camino al hospital


Soweto, manifestaciones estudiantiles.


Unidad blindada denominada bulldozer, con soldados fuertemente armados rodeada por pobladores desarmados.


Alumnos con improvisadas defensas intentando enfrentar las balas.


Más imágenes del horror.



Una de las tantas víctimas.


Un herido grave


Policías en acción


Algunos de los niños abatidos.


Patrullaje policial


Matanza de Sharpeville (1960)

Terrible advertencia


Algunas reglas del apartheid



]


Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: