Educación vial

Todos los fines de semana largos, y especialmente durante las fiestas de fin de año, en nuestro país aumenta significativamente el número de accidentes de tránsito, a los que hay que sumarles los que se producen los días hábiles, que de por sí son inaceptablemente elevados, siendo la causa principal el manejo temerario, producto de una pésima educación vial, una gran irresponsabilidad de los conductores y en menor proporción de los peatones.


Una alternativa para paliar esta situación que afecta en forma cotidiana a muchas personas, sería la inhabilitación permanente del automovilista reincidente en la violación de las normas del tránsito, paralelamente concientizar a la comunidad con una educación adecuada, comenzando por la escuela primaria, donde se forman los niños que con el tiempo se convertirán en conductores  motivándolos  a que ejerzan en este aspecto una función que se podría denominar como de docencia, para con sus mayores, inculcándoles el comportamiento responsable al momento de conducir un vehículo.


No tengo dudas, que los niños adecuadamente instruidos, pueden corregir el desempeño subestándar de un adulto, y éste último, de sentirse molesto en lugar de cualquier exteriorización negativa, aceptar la crítica y erradicar los vicios adquiridos que pueden poner en peligro la vida propia y ajena.


Foto: bigfoto.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s