Totalitarismo, Conservadurismo, Socialismo, Liberalismo

 

El vacío de poder que ocasionaría  una política anarquista, indefectiblemente sería ocupado por alguien o algunos con ideas diametralmente opuestas, cronificando en forma cíclica un autoritarismo bicéfalo donde el caos sería la constante y, la variable, una permanente y kafkiana transmutación en los roles de los actores.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s