Es preferible la paz

 

Resulta sensato afirmar que, un acto terrorista, lo es con independencia de quién sea su ejecutor y de quien o quienes resultes sus víctimas.

 

Hacer distinciones entre la gente que sufre o, los generadores de violencia, implica tomar partido en actos de barbarie que conducen a la más primitiva irracionalidad, cómo es dividir a la población mundial entre “buenos y malos”; los primeros para asumir el rol de potenciales víctimas arrogándose el derecho a una brutal represalia, mientras que los segundos para pagar culpas propias y redenciones ajenas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s