Un buen padre

 

 

Un buen padre siempre desea que su hijo lo supere y, la diversidad, hace más interesante la vida al permitir la evolución de las especies, tanto en aptitudes psicofísicas  como en sentimientos.

 

La calidad humana, es proporcional a la capacidad para brindar amor, sin dejarse llevar por prejuicios derrotando definitivamente al odio, la envidia y el resentimiento; lo cual redundará  en un estado de paz interior y armonía con la naturaleza.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s