Agresión, verbal o física


 
Los individuos que recurren a la agresión, sea verbal o física, demuestran una tan evidente como lamentable debilidad interior y una ilimitada pobreza espiritual.

 

Resulta aún  más grave, cuando la persona agredida es una mujer y el agresor un machista que, como todos los individuos de esa condición, resultan muy poco varoniles en el trato con sus semejantes.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s