Orfebre universal

La naturaleza no tiene prisa ni pausas, para ella el tiempo es un transcurrir infinito de estaciones, donde la única constante es el cambio permanente, conservando su esencia tal vez incomprensible para algunos o absolutamente predecible para otros. De lo que no hay duda es que ambos siempre tendrán razón, puesto que en ella la subjetividad es un océano donde nuestras ideas representan equivalentes aa múltiples universos , sin apartarse en lo más mínimo de la idea del orfebre que la ha creado, al cual muchos denominamos Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s