Sócrates y Platón

La afirmación en un foro donde participo de, que Sócrates intentaba escabullirse cuando reconocía sus “limitaciones”, resulta materia opinable; lo concreto, según lo que comenta su discípulo Platón en el libro “Apología de Sócrates”, es que cuando este último fue condenado a beber la cicuta, en la noche previa a la ejecución se le presentaron varios amigos proponiéndole escapar a un lugar seguro, para lo cual contaban con los medios correspondientes.

 

La respuesta de Sócrates fue la siguiente: toda la vida dije que había que respetar las leyes y, si bien estimo que mi condena es injusta, no puedo modificar mi postura de siempre,  por lo tanto acataré lo dispuesto por el tribunal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s